Que no os engañen chicas, ¡el dolor menstrual no existe!

¿Dolor menstrual?, ¿Eso qué es?

Así es, lo digo alto y claro, ¡LA REGLA NO DUELE!

Quiero contaros mi experiencia con mi (ahora ya aceptada y querida) menstruación.

Lo primero y más importante que quiero transmitiros es que la regla NO tiene que doler!!!! Vale? Esto que os quede clarito... ¿Que duele? Sí, uf, al 80% de las mujeres, pero NO debería ser así, cuando esto ocurre, es que algo no anda bien, hay un desequilibrio hormonal, emocional, nutricional… De tantas cosas…

Y hoy me he decidido a contar, de forma resumida, mi historia con mi regla, mi menstruación.

¿Por qué hablamos de dolor menstrual?

Hace unos meses, por fin, tomé la decisión de que en casa del herrero, puede haber cuchillos de hierro, de palo, maderas varias y lo que haga falta!! Os he dejado locas, jajajajajaaj Os explico…… tranquilas.

La regla me vino a los 15-16 años, MUY tarde, esto ya era síntoma de que no era yo muy normal, hormonalmente hablando. Con esta edad vi por primera vez mi menstruación, pero no la volví a ver hasta un año después (otra pista…) y luego a los 6 meses, luego a los 8, los 5 los 3 ….bla bla bla…. Nunca cada mes.

A esto añado que en algunas reglas el dolor era insoportable, tanto que una vez dejé un examen a medias y me fui llorando a casa. ¡Horrible! Por no mencionar las migrañas...

Resumen, que algo no iba bien, era obvio!! Fui a la ginecóloga, no daré nombres, me hizo una ecografía abdominal (no vaginal) y me dijo que estuviera tranquila, que esto cuando tuviera un hijo se me pasaba, me dio pastillas anticonceptivas y punto, la verdad, como os podéis imaginar, salí un poco descolocada…

Me preguntaba, pero ¡¡¡y yo qué sé cuándo tendré hijos!!! Eso en el caso de que los quiera tener!! ¿¿¿Y mientras??? ¿¿¿QUÉEEEEEE???

Bueno, como joven que era y bastante dócil, me tomé las pastillas y OH sorpresa, ¡¡¡tenía la regla todos los meses!!! ¡¡¡Milagro!!!

Pues de milagro nada, queridas!! Eso NO es la regla, no por tomar pastillas tu regla se regula, sino que se provoca y cuando dejé de tomarlas, otra vez lo mismo… Meses sin regla.

Ahí yo ya estaba estudiando e investigando el tema femenino, en todos sus ámbitos y con el tiempo, la experiencia y muchas horas de codos, he llegado a varias conclusiones.

Primero y más importante, ESTO TIENE SOLUCIÓN, de una u otra forma, pero la tiene. La regla no debe producir dolor, y si es así busca ayuda para saber qué le pasa a tu cuerpo.

No puedo enrollarme con todos los diferentes tratamientos que hay al respecto, pero os diré lo más importante y os dejaré unas cuantas preguntas, para que penséis:

Cómo evitar el dolor menstrual, Psicofertilidad NaturalPreguntas acerca de vuestro ciclo menstrual

- ¿Aceptas tu femineidad?

- ¿Cómo están tus hormonas?, ¿Te has hecho análisis?

- ¿Cómo es tu alimentación?

- ¿Tomas suplementos naturales de Omega 6, Omega 3…?

- ¿Cómo llevas el estrés durante tu regla?

- Si estás cansada, ¿te respetas y descansas?

- ¿Tienes estrés de forma continua? ¿Haces ejercicios de meditación, relajación, estar en contacto contigo misma?

- ¿Cómo era la relación con tu madre en la infancia?

- ¿De qué forma te llegó la regla la primera vez? Qué sentiste?

- Los días que tienes la regla, ¿te das permiso para estar más contigo misma?

- ¿Tienes el famoso síndrome premenstrual?

Sigo con mi historia, después de tiempo y sin pastillas, claro, empecé a trabajar con mis emociones, mi femineidad, tomar complementos naturales, meditar, estudiar mis hormonas, saber qué le pasa a mi cuerpo y a mi mente.

Y empecé a tener reglas regulares, cada 35-45 días, pero regulares, eso es un milagro para mi y lo último que me ha pasado es que me ha venido la regla SIN ENTERARME, sin dolores, sin migrañas horribles, sin traumas….

Sí, me noto que tengo que parar un poco, que estoy más sensible, sí, pero me respeto y mi cuerpo me ha respetado a mi. Y POR FIN, después de buscar y no encontrar, ¡¡¡he conseguido tener mi regla normal!!!

Muchas no me entenderéis, pero muchas otras sí, esto es maravilloso y honro ser mujer y ser un ciclo y sentirme viva, pero sin dolor ni migrañas.

Chicas, SE PUEDE, ¡¡os lo digo yo!! 😊

Sin comentarios

Añadir un comentario