Kinesiología aplicada a la Reproducción

 

La Kinesiología es un método integral de diagnóstico y tratamiento, que utiliza un test muscular como instrumento de medida.

Al evaluar los cambios en el tono muscular que se producen frente a determinados estímulos aplicados sobre el cuerpo, se ponen de manifiesto las alteraciones funcionales que sufre el organismo, permitiendo así evidenciar desequilibrios químicos como déficit de vitaminas y minerales, disfunciones intestinales, alteraciones emocionales y disfunciones estructurales.

Y cómo aplicamos todo esto a la fertilidad, muy sencillo, si tenemos algún déficit mineral o vitamínico puede provocar que el embarazo no llegue. Si tenemos alteraciones funcionales, afectan siempre, de forma más o menos directa, a nuestro sistema reproductor. 

Gracias a la Kinesiología sabremos qué le pasa a nuestro organismo, por qué y cómo lo podemos solucionar. Y lo más importante, tomaremos conciencia de alteraciones, que con la medicina tradicional y análisis de sangre, es difícil de detectar.

FaceBook  Twitter       Youtube

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Puedes obtener más información sobre las cookies y su uso en www.aboutcookies.org y www.cookie-consent.eu.

Los tipos de cookies que utilizamos

Cookies estrictamente necesarias:

Estas cookies son necesarias para el correcto uso de la página web. Sin estas cookies, muchos de los servicios disponibles podrían no funcionar correctamente.

Cookies de Navegación:

Estas cookies recogen información sobre el uso que las visitas hacen de la web, por ejemplo páginas vistas, errores de carga... Es información genérica y anónima, donde no se incluyen datos personales, ni se recoge información que identifique a los visitantes; siendo el objetivo último mejorar el funcionamiento de la web.

Al visitar nuestra página web, acepta la instalación de estas cookies en su dispositivo.

Cookies Funcionales:

Estas cookies permiten recordar información y características más personales. Por ejemplo, la posibilidad de ofrecer contenido personalizado basado en la información y criterios que hayas proporcionado voluntariamente. Estas cookies también pueden utilizarse, por ejemplo, para recordar los cambios realizados en el tamaño del texto, fuentes y otras partes personalizables de la página web.